LOMCE: perspectivas de aplicación

Lo que parece deseable es que los partidos o los Parlamentos concreten los términos de un acuerdo de futuro que podría garantizar el proceso de implantación de la LOMCE.

Así lo manifestaba Mariano del Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) y Vicepresidente del Consejo de la Formación Profesional de España, ponente en una jornada de expertos organizada por la Fundación Ciudadanía y Valores, think tank de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), sobre las Perspectivas de la LOMCE en la que resaltó los principales logros y debilidades de esta Ley, así como las dificultades a las que se enfrenta.

Asistieron a la jornada: Luis Alegre. Presidente Fundación UNIR; Carmen Aguilera Lucio-Villegas. Secretaria del Consejo Escolar de Madrid; Mario Bedera. Portavoz de la Comisión de Educación del Grupo Socialista en el Congreso; Miguel Córdoba. Economista. Profesor en la Universidad San Pablo CEU; María Ángeles Gil. Subdirectora Adjunta de Ordenación Académica. Ministerio de Educación; Xavier Gisbert. Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid; Carlos Gracia. Director general de UNIR; María Rosa de Haro Brito. Portavoz del Formación Profesional del Grupo Popular en el Senado; José Iribas Sánchez. Consejero de Educación de Navarra; Sonia Izquierdo. Historiadora. Departamento de comunicación y documentación de Funciva; Begoña Ladrón de Guevara. Presidenta de COFAPA; Ramón Marcos. Diputado autonómico de UPyD; Rut Martínez. Portavoz Adjunta Grupo EAJ-PNV en el Senado; Eugenio Nasarre. Vicepresidente primero Portavoz de la Comisión de Educación del Grupo Popular en el Congreso; Luis Peral. Portavoz de Educación del Grupo Popular en el Senado; José María Román Portas. Director general de Funciva; Alberto Ruíz-Gallardón. Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid; Avelino Sarasúa. Subdirector General de Ordenación Académica. Ministerio de Educación.

Durante su ponencia ha resaltado que la nueva Ley quiere dar respuesta a algunos de los problemas actuales de los que adolece el sistema educativo español como el alto índice de abandono escolar temprano, la falta de aprendizaje de idiomas, la devaluación social de la FP, las bajas tasas de Titulados en enseñanza secundaria, la falta de autonomía de los centros docentes y de un sistema de señalización claro de los objetivos, etc. Sin embargo, el problema más importante al que se enfrenta la Ley es su implementación autonómica.

En opinión del ponente, quizás el cambio más importante que introduce la LOMCE es el nuevo sistema de evaluaciones que trata de medir competencias, de comprender resultados, de compararlos, establecer políticas y en algunos casos tienen un resultado que incide en las medidas posteriores. Sin embargo, su dificultad radica en la implementación en la que intervienen 14 comunidades autónomas, sobre todo tomando en consideración que todas las CCAA salvo Cataluña y País Vasco han desarrollado los currículos de Primaria.  De hecho esta ha sido una de las cuestiones más discutidas por la senadora Ruth Martínez ya que cuando se saca por fin el decreto de evaluaciones las competencias no están, 350 preguntas que no plantean ni miden competencias. Se dicen que están hechas para garantizar la libertad de ejercicio, pero a lo que se lleva es una competencia desleal entre los centros y a homogeneizar los niveles educativos en España. Lo que se tiene que hacer es incrementar el nivel educativo de aquellas comunidades que lo están haciendo mal. La senadora también ha hecho una reivindicación del acto competencial vasco no desde un posicionamiento ideológico, sino que desde el ejercicio de sus competencias, está la elaboración del Currículo que debe quedar claro que no es competencia del Estado, solo corresponden al ministerio las líneas básicas y generales  de la educación, pero están las administraciones educativas, en este caso comunidades y también están los centros para su diseño.

Otro logro de la Ley para Mariano del Castillo es el trabajo con estándares de aprendizaje que permiten definir los resultados de aprendizaje y que concretan lo que el alumno debe comprender y saber hacer en cada asignatura. Su diseño tiene que contribuir y facilitar los procesos de evaluación interna y el diseño de pruebas estandarizadas y comparables.

Respecto a la autonomía de los centros, estos podrán adoptar experimentaciones, planes de trabajo, formas de organización o ampliación del horario escolar, de acuerdo con la Consejería competente. Completar los contenidos de los bloques de asignaturas troncales, específicas y de libre configuración.

Del Castillo señaló como oportunidades el impulso de los idiomas y el desarrollo de una nueva FP que se implanta a partir de 3º de la ESO y la FP dual en la que no parece haber unidad de visión sobre su implantación, lo que puede causar distorsiones en la unidad del mercado laboral.

En referencia a los centros, la Ley incide en la necesidad de definir sus prioridades educativas y los planes de estudio, así como en buscar la excelencia dentro de su contexto e implantar una cultura de evaluación.

Por último, el ponente resaltó varios problemas básicos que pueden interferir en el desarrollo de la Ley como son la crisis económica en el año de comienzo y el escenario de cambio político. Habrá que esperar para ver los resultados. Pero para la Sra. Martínez el principal fracaso de este gobierno es no haber buscado en ningún momento el consenso ni la complicidad de las autoridades educativas: sin consenso no hay continuidad.

Para Luis Peral el gran problema es la confluencia de 17 sistemas educativos con una desvertebración de la educación española y leyes influidas por la izquierda política y pedagógica, considerando a la educación un coto en el que no se puede hacer ningún cambio sino cuando la propia izquierda lo considere oportuno. De hecho, ya la LOE hablaba de autonomía, excelencia, calidad, pero al tratarse de la LOMCE no han querido aplicarlo. El 17 de julio de 2013 se produce un hecho insólito: todos los partidos de la oposición firmaron que en el momento en que fuera posible aniquilarían la ley: se echa en falta un mínimo de autocrítica por parte de la izquierda española. Para Peral, la LOMCE es un paso adelante: la cultura humanística desde un punto de vista universal, las evaluaciones que han funcionado en nuestro entorno y la flexibilidad de trayectorias, modalidades.

 

Adjuntos


Deja un comentario